Sábado, Octubre 21, 2017
Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *

Carta para la ministra de educación sobre los DBA

  • Posted on:  Martes, 26 Julio 2016 20:41
  • Escrito por 


Bogotá, Junio 29, 2016

Dra.:

Gina María Parody

Ministra de Educación Nacional

Bogotá

Cordial Saludo

Consideramos de vital importancia reflexionar sobre la pertinencia de las políticas curriculares emanadas por el MEN desde el año 2015. La comunidad académica que participa en la Red Colombiana para la Transformación de la Formación Docente en Lenguaje expresó al Ministerio, en 2014, la necesidad de actualizar los dos documentos oficiales vigentes que regulan las orientaciones curriculares: los lineamientos y los estándares básicos de competencia. Manifestamos en ese momento la necesidad de hacerlo con la participación de maestros de distintas regiones del país que han mostrado innovaciones pedagógicas de alto impacto. Hoy son notorias las preocupaciones de los docentes sobre las decisiones unilaterales del MEN, pues se han redefinido enfoques y estrategias para la asunción del área de lenguaje de espaldas a la comunidad académica que investiga e innova; tales decisiones han conllevado a la confusión al contrastar los enfoques prescriptivos de los “Derechos Básicos de Aprendizaje” (DBA) y los enfoques socio-constructivos de los Lineamientos curriculares de la Lengua Castellana (1998) y los Estándares Básicos de Competencia (2006).

La ruta que establecen los DBA para cada grado es contraria a los Lineamientos Curriculares (1998) y a los Estándares Básicos de competencia (2006), pues el énfasis está puesto, no en las acciones comunicativas auténticas ni en los procesos interpretativos de los textos, sino en la perspectiva conductista que señala rutinas como condición para aprender a hablar, leer y escribir. Así, se espera para primer grado que el niño asocie “palabras habladas con palabras escritas sin el apoyo de imágenes” y que aprenda a combinar “fonemas para formar palabras con y sin sentido”. Para segundo grado, el niño “lee en voz alta, con fluidez (dicción y velocidad) y con la entonación adecuada según el mensaje del texto” y se espera que “en un minuto” lea determinados textos. Este “derecho” (leer veloz, en un minuto, un texto) permanece en todos los grados de la educación primaria y contradice lo que se plantea en los lineamientos y en los estándares, en los que se da prioridad a la comprensión e interpretación de los textos, enfoque recurrente en las pruebas nacionales e internacionales en lectura y en escritura.

Así pues el énfasis del aprendizaje no está en la interpretación (lo que evalúan las pruebas externas, sea SABER, LLECE, PIRLS o PISA) sino en el dominio de las estructuras superficiales de la lengua –aspecto criticado desde 1984 cuando se adoptó el enfoque semántico/comunicativo para el área de lenguaje-. En un país tan desigual como Colombia el problema no es tanto cómo aprender en la escuela a leer de manera veloz sino cómo leer comprendiendo e interpretando. En los DBA de los grados de la educación secundaria se toman parcialmente algunos Estándares (MEN, 2006), como los relacionados con la producción textual, pero aparecen a la vez listas de contenidos de gramática, literatura y exposición oral, que son recurrentes en los libros de texto tradicionales; no se insinúa la posibilidad de considerar la realización de proyectos pedagógicos, como se recomienda en el Decreto 1860 de 1994 y en los Lineamientos Curriculares de Lengua Castellana (1998), o de otras configuraciones didácticas integradoras, para superar la fragmentación y el activismo en la enseñanza; no se introducen señales para que el “conjunto de grados” (MEN, 1996 y 2006) sea funcional y propenda por el trabajo en equipo.

En el orbe latinoamericano, Colombia no es un país en minoría de edad en lo que concierne a investigación e innovación en educación y pedagogías, especialmente en los campos de las ciencias del lenguaje. Grandes esfuerzos ha realizado esta comunidad académica desde la década de 1980 para investigar, al lado de los maestros, sobre cómo transformar las prácticas docentes en los ámbitos de la lectura, la escritura y la oralidad y sus convergencias con las distintas áreas del currículo; el trabajo intenso ha desembocado en la fundación de redes, como la Red Colombiana para la Transformación de la Formación Docente en Lenguaje (capítulo de la red latinoamericana con el mismo nombre) y la Red Iberoamericana de Estudios sobre la Oralidad, las que han colaborado con gobiernos anteriores apoyando iniciativas en aras de la calidad de nuestra educación.

En el orbe latinoamericano, Colombia no es un país en minoría de edad en lo que concierne a investigación e innovación en educación y pedagogías, especialmente en los campos de las ciencias del lenguaje. Grandes esfuerzos ha realizado esta comunidad académica desde la década de 1980 para investigar, al lado de los maestros, sobre cómo transformar las prácticas docentes en los ámbitos de la lectura, la escritura y la oralidad y sus convergencias con las distintas áreas del currículo; el trabajo intenso ha desembocado en la fundación de redes, como la Red Colombiana para la Transformación de la Formación Docente en Lenguaje (capítulo de la red latinoamericana con el mismo nombre) y la Red Iberoamericana de Estudios sobre la Oralidad, las que han colaborado con gobiernos anteriores apoyando iniciativas en aras de la calidad de nuestra educación.

Resulta paradójico que en la coyuntura de los acuerdos políticos y del cese al conflicto armado el Ministerio de Educación Nacional, al que le compromete el tejido para la paz desde la escuela, reproduzca una imagen de autocracia y de subestimación de las investigaciones lideradas por profesores de universidades públicas y privadas, así como de la educación básica (cfr. Premio a la Investigación y la Innovación, en Bogotá, y Premio Nacional Compartir) y pretenda transferir tecnologías instruccionales (“el método Singapur” para las matemáticas) de países cuyas culturas son tan distintas a las nuestras.

Quienes trabajamos con maestros, en los pregrados, maestrías y doctorados, y en formación continua, reconocemos la importancia de avanzar hacia procesos de calidad de la educación, sobre todo en el cercano escenario del posconflicto, pero para lograrlo con firmeza es necesario establecer las alianzas con las agencias gubernamentales y las comunidades, tal como lo señala la legislación. En este sentido, hemos de priorizar el carácter de lo público por encima de las perspectivas individuales para alcanzar los propósitos establecidos en el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018, pues permitirán “avanzar de manera decidida hacia una Colombia más educada” (DNP, 2015, p. 77). Es necesario realizar un debate académico abierto sobre los sustentos investigativos de los asesores y las universidades que representan, para llegar a acuerdos y evitar las confusiones conceptuales en las políticas educativas que el país requiere.

Recientemente, durante los últimos tres meses, nos hemos enterado que en el interior del MEN se viene descalificando, excluyendo y objetando las investigaciones, publicaciones y aportes académicos que se han producido, entre otros, desde grupos de investigación de la Universidad Nacional de Colombia, los equipos de trabajo de la Universidad Distrital, la Universidad Pedagógica Nacional, el grupo de investigación Pedagogías de la Lectura y la Escritura de la Universidad Javeriana, los trabajos de los equipos de la Universidad del Valle, y los trabajos de la Red Colombiana para la Transformación de la Formación Docente en Lenguaje, que congrega a cerca de 500 docentes e investigadores de la educación inicial, básica y media, de diversas regiones del país, y a investigadores de más de 15 universidades.

Es comprensible que alguien no comparta un enfoque, una tendencia, o que tenga objeciones a los resultados de las investigaciones en educación. Lo que no comprendemos es si se trata de una postura institucional, estatal, o individual, y no sepamos quiénes son los que promueven los enfoques en los DBA y a qué universidades, organismos, empresas u ONGs representan; en cualquier caso, consideramos que es necesario abrir el tema al debate nacional, pues no es aceptable que se desconozca el trabajo que una comunidad académica ha adelantado durante tres décadas, sobre todo ahora que, como ciudadanos, somos sensibles a los diálogos por la paz, los cuales respaldamos.

Invitamos al MEN y a sus asesores principales en el área de Lenguaje, a participar en un panel que se programará el día 12 de octubre de 2016, en el XV taller de la Red Colombiana para la transformación de la Formación Docente en Lenguaje, a realizarse en la ciudad de Pereira, con la asistencia de aproximadamente 600 maestros.

Cordialmente:

REDES DE MAESTROS

Blanca Lilia Bojacá (Presidenta Junta Directiva Red Colombiana para la Transformación de la Formación Docente en Lenguaje, Redlenguaje)

Fabio Jurado Valencia (Coordinador Nacional de la Red Colombiana para la Transformación de la Formación Docente en Lenguaje, Redlenguaje) y profesor de la Maestría en Educación, de la Universidad Nacional de Colombia

Juana Alejandra Gómez (Coordinadora Nodo Antioquia)

Yaneth Chávez R. (Coordinadora Nodo Amazonía)

Marta Cárdenas (Coordinadora ad hoc Nodo Bogotá)

Sorys López (Coordinadora Nodo Caribe-Atlántico)

Tania Escudero (Coordinadora Nodo Caribe-Lorica)

Luz Amparo Sanabria (Coordinadora Nodo Caribe-Insular)

Ana Cecilia Ramírez (Coordinadora Nodo Eje Cafetero)

Luz Mary Ortiz (Coordinadora Nodo Guaviare)

Aura Chillambo (Coordinadora Nodo Pacífico)

María Eugenia Clavijo (Coordinadora Nodo Tolima)

Gloria Rincón (Coordinadora Nodo Valle del Cauca)

Sonia Gómez (Coordinadora Nodo Santander)

Yolima Gutiérrez (Coordinadora Red Iberoamericana de Estudios sobre la Oralidad)

Mercedes Boada (Coordinadora Red Iberoamericana de colectivos y redes de maestros que hacen investigación e innovación desde su escuela y comunidad)

Pilar Unda (Coordinadora RED de Cualificación de Educadores en Ejercicio; Coordinación Nacional de la Expedición Pedagógica, Universidad Pedagógica Nacional)

Julio Escamilla (Director Círculo de Análisis del Discurso- Cadis)

 

PROGRAMAS DE POSGRADO NACIONALES

Cecilia Rincón B. (Coordinadora Maestría en Infancia y Cultura, Universidad Distrital Francisco José de Caldas).

Isabel Cristina Vasco B (Directora Maestría en Educación, Universidad del Cauca. Sedes La Hormiga-Putumayo y Florencia-Caquetá).

Isabel Sierra Pineda (Directora Maestría en Educación, SUE Caribe).

Jesús Alfonso Cárdenas (Coordinador Doctorado Interinstitucional en Educación - énfasis en Lenguaje y Educación, Universidad Pedagógica Nacional).

Luz Marina Torres Roncallo (Coordinadora Maestría en Lingüística, Universidad del Atlántico). Mario Montoya (Decano Facultad Ciencias y Educación, Universidad Distrital de Bogotá)

Martha Cecilia Arbeláez (Directora de la Maestría en Educación, Universidad Tecnológica de Pereira).

Olga Patricia Bonilla M. (Directora Facultad de Ciencias Sociales, Humanas y de la Educación, Universidad Católica de Pereira).

Sandra Patricia Quitián B. (Coordinadora Maestría en Pedagogía de la Lengua Materna, Universidad Distrital Francisco José de Caldas).

Zahyra Camargo (Directora Maestría y Doctorado en Ciencias de la Educación, Universidad del Quindío).

 

GRUPOS DE INVESTIGACIÓN NACIONALES

Amparo Clavijo (Grupo Lectoescrinautas, Universidad Distrital - Colciencias)

Borys Bustamante (Grupo de investigación ´Educación, Comunicación y Cultura, Universidad Distrital – Colciencias)

Claudia Alexandra Roldán (Centro de Lectura y Escritura, Celee, Universidad Autónoma de Occidente)

Dora Calderón (Grupo de Investigación Interdisciplinar en Pedagogía del Lenguaje y las Matemáticas –GIIPLyM; Proyecto ALTER-NATIVA, Universidad Distrital – Colciencias)

Enrique Rodríguez (Grupo de Investigación en Evaluación, Universidad Nacional de Colombia – Colciencias)

Graciela Fandiño (Línea de Investigación Pensamiento del Profesor, Universidad Pedagógica Nacional – Colciencias)

Graciela Uribe (Grupo Didáctica de la Lengua Materna y la Literatura-DILEMA, Universidad del Quindío – Colciencias)

Guillermina Rojas Noriega (Grupo Lenguajes, Representaciones y Educación, Universidad de la Amazonia – Colciencias)

Ligia Ochoa (Coordinadora Grupo de Investigación en Lingüística y Educación, Universidad Nacional de Colombia – Colciencias)

Lola Cendales y Germán Mariño (Dimensión Educativa)

María Cristina Martínez (Directora Cátedra Unesco para la lectura y la escritura y directora del grupo de investigación en Textualidad y Cognición GITECLE. Universidad del Valle – Colciencias).

María Elvira Rodríguez L. (Coord. ad hoc Grupo Lenguaje, Cultura e Identidad, Universidad Distrital – Colciencias).

Mauricio Múnera (Grupo Somos Palabra: formación y contextos. Universidad San Buenaventura, Medellín - Colciencias).

Mauricio Pérez (Grupo Pedagogías de la Lectura y la Escritura, Universidad Javeriana - Colciencias).

Mery Cruz C. (Directora Grupo de investigación Literatura y educación, Universidad del Valle – Colciencias)

Nercy Gutiérrez (Grupo de Investigación Lenguajeando, Universidad Surcolombiana – Colciencias)

Nylza Offir García (Grupo Educación Superior, Conocimiento y Globalización, Universidad Pedagógica Nacional - Colciencias)

Rudy Doria (Grupo Cymted-L, Universidad de Córdoba - Colciencias) Silvia Castrillón (Bibliotecas escolares e infantiles)

 

DOCENTES GALARDONADOS REDLENGUAJE

Julieta Rojas (Reconocimiento Innovación y reorganización curricular - SED Bogotá) Lida Pinto, Nodo Córdoba (Premio Compartir al Maestro)

María Elvira Vargas, Nodo Bogotá (Premio Compartir al Maestro) Martha Lucía Gutiérrez, Nodo Tolima (Premio Compartir al Maestro) Sofía Tamayo, Nodo Tolima (Premio Compartir al Maestro)

Sonia Álvarez, Grupo Semillando, Nodo Bogotá (Reconocido premio IDEP y premio Compartir)

Yolanda López, Nodo Tolima (Premio Compartir al Maestro)

Yolanda Rojas, Nodo Bogotá (Premio Compartir al Maestro y Premio a la Investigación e Innovación Educativa, SED-IDEP)

Visto 3335 veces Modificado por última vez en Lunes, 26 Septiembre 2016 20:19

2 comentarios

  • Enlace al Comentario Nadia Forero Sábado, 13 Agosto 2016 13:58 publicado por Nadia Forero

    Como docente de primaria, puedo garantizar que la Especialización en Lenguaje y Pedagogía de Proyectos, que cursé en la Universidad Distrital, me mostró la gran diferencia entre lo que realmente es el Lenguaje y la concepción tradicional de la asignatura que unos llaman Lengua Castellana y otros Español. Esto es fundamental para un maestro, porque todo lo que haga estará inscrito en un enfoque, una ruta, un camino, por donde conducirá a sus estudiantes en la aventura de hacerlos competentes. Aquí es fundamental la lectura crítica. Y lectura como proceso, todo se puede leer, no sol los textos escritos.
    Por eso me sorprendió que la Ministra de Educación el día miércoles 10 de agosto cuando muchos colombianos marcharon, con actitud crítica, tomando una posición frente a lo que el Ministerio de Educación propone en una cartilla, ella no fuera una interlocutora válida, considerando que todos podemos tener opiniones diferentes, le faltó "leer" lo que sucede y tener en cuenta que siempre hay diferencias. Ella lo tomó personal, que la estaban atacando. Desconoce que siempre el lector debe preguntarse sobre las intenciones de las personas y de los textos.
    Por todo lo anterior apoyo a la Red del Lenguaje e invito al Ministerio que no nos avergüence, porque los docentes somos muy importantes en la formación y construcción de un país. Qué triste que se cumpla lo que reflexionábamos hace 20 años en el aula, cuando estudié Administración Educativa: lástima que el Ministro de Educación no sea un docente...

  • Enlace al Comentario Arnaldo Peinado Méndez Viernes, 12 Agosto 2016 22:02 publicado por Arnaldo Peinado Méndez

    Me parece muy bien que con un documento como este se siente posición sobre la tendencia de enseñanza - aprendizaje del lenguaje que se quiere imponer, frente a lo que debería ser. La Red de Lenguaje de Colombia ha sido, es y será una autoridad académica que más temprano que tarde deben reconocer por su trayectoria académica y de investigación.


    Por otro lado, los párrafos cuatro (4) y cinco (5) son el mismo. Hay duplicidad de párrafos.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Fotos XV Taller Nacional

  • Spotlight Image

    Participantes del XV Taller Nacional

  • Spotlight Image

    Competencias comunicativas

  • Spotlight Image

    Mesa de Escritura. XV Taller Nacional

  • Spotlight Image

    Mesa de Escritura. XV Taller Nacional

Ver mas ...